LA EVOLUCIÓN DEL COMPORTAMIENTO INTELIGENTE: ¿EXISTE EVIDENCIA DE PROPÓSITO EN LAS MOLÉCULAS COMPLEJAS DE LA QUÍMICA? (*)

Julián Chela Flores.
Doctor en Mecánica Cuántica y Licenciado en Matemáticas (Universidad de Londres). The Abdus Salam Internacional Centre for Theorethical Physics (ICTP, Trieste, Italia) e Instituto de Ideas Avanzadas (IDEA, Caracas, Venezuela). Cátedra UNESCO de Filosofía (1998).


4. Convergencia a nivel cósmico y su verificación dentro del sistema solar

En cierto modo, la pregunta principal sobre la convergencia en la bioquímica surge, en primer lugar, debido a la naturaleza de la formación de sistemas solares. Esto es debido a que hemos aprendido que los elementos principales para la vida están intrínsicamente ligados a los cuerpos pequeños que parecen ser característicos de los sistemas solares en general. El hidrógeno y el helio constituyen casi la totalidad de los elementos químicos del universo. Sólo el 2% de la materia tiene una constitución diferente, de los cuales aproximadamente la mitad está constituida por otros cinco elementos biogénicos (C, N, O, S, P). Por la química orgánica sabemos que la síntesis nuclear es relevante para la generación de los elementos de la Tabla Periódica más allá del hidrógeno y del helio. Por consiguiente, este proceso nuclear es eventualmente responsable de la primera aparición de la vida en sistemas solares. Los elementos sintetizados en los interiores de las estrellas son necesarios para sintetizar los compuestos orgánicos que han sido observados en los medios circumestelares, interestelares, cometas y otros cuerpos pequeños del Sistema Solar. Los mismos elementos biogénicos también son necesarios para la síntesis de las biomoléculas de la vida. Además, la generación espontánea de los aminoácidos en el medio interestelar ha sido sugerida por argumentos generales de la bioquímica. Por otro lado, ciertos aminoácidos han sido detectados en el laboratorio en un modelo del hielo interestelar, el cual fue irradiado en el vacío con ultravioleta. Este experimento produjo 16 aminoácidos, algunos de los cuales también han sido detectados en meteoritos (Muñoz Caro et al., 2002; cf., además Bernstein et al., 2002).

Por otro lado, hay factores que contribuyen a la formación de planetas habitables. Por ejemplo, el meteorito de Murchison puede haber sido un factor para el origen de la vida en al Tierra, ya que de acuerdo con los análisis químicos se han encontrado algunos aminoácidos en su interior. En el caso concreto del meteorito de Murchison encontramos muchas de las moléculas básicas para el origen de la vida, tales como lípidos, nucleótidos y más de 70 aminoácidos (Cronin y Chang, 1993). La mayor parte de estos aminoácidos no son relevantes para el proceso de la formación de la vida sobre la Tierra. Por consiguiente, podemos suponer que son sólo aminoácidos típicos de meteoritos. Esta observación nos demuestra que los aminoácidos presentes en el meteorito, que al mismo tiempo no tienen un rol como monómeros de las proteínas, son ciertamente de origen extraterrestre. Si la presencia de biomoléculas sobre la Tierra primitiva es debida en parte al bombardeo de partículas de polvo interplanetario, o a cometas y meteoritos, entonces el mismo fenómeno puede haber tenido lugar en la formación de cualquiera de los otros sistemas solares.


[Página anterior]    [Índice]    [Página siguiente]