FILOSOFÍA Y SUJETOS IDEALES EN RORTY.
Ponencia presentada por Pablo Gutiérrez Echegoyen [1] en el Seminario de Postgrado “Rorty; ironismo liberal y giro narrativo de la Filosofía” durante el semestre de primavera 2005 en el Instituto de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, bajo la dirección del Prof. Dr. Adolfo Vásquez Rocca.

IV. Re-capitulaciones: El poeta romántico y el utopista político .[22]


asta aquí he querido desarrollar la crítica de Rorty a la actitud de ciertos filósofos cientificistas, a la vez que presentar los sujetos ideales y las filosofías deseables que Rorty respectivamente menciona y sugiere al comienzo de Contingencia, ironía y solidaridad, específicamente en los primeros párrafos de La contingencia del lenguaje que, según creo, me he ocupado de interpretar.

 

También espero haber mostrado con suficiente claridad el nexo existente entre los sujetos ideales rortyanos: ejemplares y conciudadanos, con la concepción de la filosofía como metáfora tanto en su versión poética como pragmatista. Ahora bien, quisiera pasar a algunas cuestiones que de seguro no pasaron desapercibidas como por ejemplo que haya denominado tanto al utopista político como al poeta romántico rortyano: “proto sujetos ideales” y no directamente “sujetos ideales” sin el molesto adjetivo.

Esto se debe a que Rorty ya desde la introducción de Contingencia, ironía y solidaridad anuncia sus sujetos ideales contemporáneos, aptos para las actuales contingencias históricas, el ironista y utopista liberal. Para Rorty tanto el poeta romántico como el utopista político, figuras surgidas hace un poco más de doscientos años, sentaron las bases que hicieron posible el comienzo de la consideración actual, no advertida en aquel entonces, de la filosofía, la ciencia, el arte y la política como narrativas, esto es, como relatos susceptibles de ser situados en un momento histórico particular relativo a un número determinado de contingencias. De este modo los ejemplares y conciudadanos de hace dos siglos hicieron posible, hoy, en el contexto de una filosofía postnietzscheana, la metafilosofía: la construcción de una narrativa histórica que sitúa la labor de los filósofos, y no sólo de ellos, en el marco del desarrollo histórico de la cultura. Sin embargo, ni los utopistas políticos ni los poetas románticos (específicamente en su versión filosófica: el idealismo alemán) quedaron libres por completo de la retórica racionalista.

Los utopistas políticos de aquella época, concibieron sus sociedades ideales optimizadas (realizadas) mediante una planificación racional y sistemática de la esencia humana, de sus posibilidades y su vocación, ya sea según una orientación metafísica como la de Tomás Moro o una tecnológica como la de Bacon. La utopía es, en este contexto, según lo que intento mostrar, una meta que se estableció el proyecto racionalista ilustrado.

Por otra parte, el ideario del romanticismo, si bien no pudo cristalizarse siempre en obras acabadas, sí tuvo su “versión filosófica” en el idealismo alemán o, si se quiere, al menos, cierta repercusión en él. No obstante, sí cabe señalar que la filosofía actualmente como la conocemos se la debemos a los idealistas alemanes y a los poetas románticos, como Rorty dice:

“La filosofía, así concebida, (como una disciplina que se distingue tanto de las ciencias como de la teología y de las artes) no tiene más de dos siglos de existencia. Le debe esa existencia a los intentos de los idealistas alemanes de poner a las ciencias en su lugar y de conferir un sentido claro a la idea de que los seres humanos no hallan la verdad, sino que la hacen. [23]

Sin embargo, como sugerí anteriormente, los idealistas alemanes no quedaron libres de la búsqueda de fundamentos ahistóricos. Herederos del léxico de Kant continuaron la vieja búsqueda de una naturaleza intrínseca, esta vez (y nuevamente) a través de “una superciencia denominada filosofía” [24], que tenía por objeto de estudio “el sujeto trascendental”, “el yo” o bien “el espíritu”: “la mitad no hecha de la verdad”. Asunto de metafilosofía y tema del trabajo que sigue a esta ponencia, que espero sea desde ya, una narrativa exitosa.

Pablo Gutiérrez Echegoyen
Instituto de Filosofía
Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
guardiandelmito@hotmail.com

 

----- Índice --- Pág. anterior -----