La vaca en el prado


En un prado vivía una vaca.

Por allí pasó un santón. La vaca lo miró con ojos negros, dijo "muuu" y, como fuera el primer ser que a él se dirigiera desde que tomó los hábitos, exclamó:

"¡La vaca es sagrada!"

Por el prado pasó un filósofo, corto de vista, espeso de bigote. Caminaba ensimismado hasta que tropezó con la vaca. El golpe le hizo ver visiones iridiscentes en las manchas de la piel de la vaca. El filósofo gritó:

"¡La vaca es multicolor!"

El tercer día pasó por allí un ganadero. Vio que la vaca tenía las ubres hinchadas y se puso a ordeñarla. Cuando tenía ya un buen cubo, satisfecho pensó:

"¡La vaca produce!"

Un publicista, al enterarse, fue al prado con cámaras y extras para buscar un eslogan digno de un buen plano. Como la vaca babeara de placer mientras manos expertas la ordeñaban, el publicista sonrió y dijo:

"¡Eureka! ¡La vaca se ríe!"

Y empezaron a fabricar queso en porciones que los niños del mundo comían felices mientras veían vacas azules por la tele.

Al quinto día el prado estaba lleno de vacas, cada vez había más quesitos y menos hierba. Llegó un funcionario y, horrorizado por la promiscuidad de las vacas, llamó a Bruselas: "¿Cuál es nuestra cuota de leche?". Cuando lo supo, no ordeñó, sino ordenó:

"¡Sobran mil vacas en este prado!"

El sexto día la policía detuvo a las vacas ilegales y las condujo al matadero, por el bien de todos.

Al séptimo día la vaca estaba otra vez sola y, sin que mediara provocación, abrió la boca y se tragó a un niño que merendaba quesitos.

El Ministro, horrorizado al enterarse, llamó a la prensa y les contó:

"¡La vaca está loca! ¡Si no acabamos con la vaca, la vaca acabará con nosotros!"

En el prado vive ahora un cerdo..

Crispilivinki.