Los problemas se resuelven no aduciendo nueva experiencia, sino compilando lo ya conocido. (L: WITTGENSTEIN, Investigaciones Filosóficas, 109.)