"Hacerse sujeto puro del conocimiento, es desprenderse de sí mismo, pero como los hombres no saben generalmente hacer ésto, por eso no son aptos en general para la concepción puramente objetiva de las cosas, que constituye el talento del artista." SCHOPENHAUER. Metafísica de lo bello y estética. P. 7.