Schopenhauer sostiene que el dolor, por ser lo que verdaderamente sentimos, es lo que es positivo, algunos sostienen que el dolor lo percibimos tan claramente debido precisamente a que viene a romper el orden y se nos presenta con una violencia que nos arrebata la atención; y es precisamente por que viene a salirse de lo natural a nosotros que lo percibimos tan evidente, y de aquí que el dolor en realidad solo sea la ausencia de satisfacción, o que el mal sea la carencia de bien.