Hosting SSD

LAS REVOLUCIONES CIENTIFICAS: UN CAMBIO EN LA VISION DEL MUNDO


Cuando la Ciencia Normal fracasa en su propósito de dar solución a los Enigmas y a sus problemas tradicionales, sobreviene un período de inseguridad profesional que, agravado por la aparición de la Anomalía, se convertirá en una verdadera crisis paradigmática.
En estas circunstancias son muchos los científicos que abandonan su disciplina incapaces de soportar ese estado de desordenada confusión.
Poco duraría la ciencia si no fuera por esos científicos, los más jóvenes y creativos, tolerantes del derrumbamiento científico, que, embistiendo con una teoría nueva, edificarán y ordenarán una nueva tradición científica.
Esa lucha que Kuhn denomíno tensión esencial, acabará con el paradigma anterior.

LA TENSION ESENCIAL


Un signo evidente de que la crisis ha cuajado es la aparición de la anomalía y de las Escuelas en dompetencia como consecuencia del fracaso de la Ciencia Normal en sus resoluciones.
Pero para que la Anomalía provoque una crisis es necesarío que ponga en tela de juicio fundamentaciones y generalizaciones importantes del Paradigma anterior.
Si esto es así, el Paradigma anterior quedará invalidado en la confrontación de éste con el mundo y con la nueva teoría y ocupará su lograr un nuevo can didato. Simultáneamente se rechazará una teoría y se aceptará otra.


Kuhn compara este proceso con el de las revoluciones políticas:
ningún descubrimiento científico es definitivo; la Ciencia no tiende hacía una meta donde, después de ella no hay nada.

Es difícil que la Ciencia llegue un día a tal grado de perfección y acabamiento que no pueda seguir haciéndose. Ningún Paradigma es concluyente; todos son provisionales y, como tales, algún día dejarán de satisfacer porque no podrán resolver los nuevos proble mas planteados y, entonces, se creará una conciencia de mal funcionamiento que provocará la búsqueda de un nuevo paradigma.


MECANISMOS DE CAMBIO DE PARADIGMAS


La Revolución Científica siempre supondrá una incompatibilidad entre paradígmas: se elige un paradigma y se eliminan los demás.
Esta elección no se hará siguiendo ningunos criterios objetivos con los cuales comparar las teorías entre sí puesto que, para Kuhn la una norma válida para preferir una u otra es la plena aceptación del nuevo paradigma por la Comunidad Científica. Este punto de la teoría Kuhniana ha provocado fuertes discusiones porque se han enfrentado dos posturas radicalmente opuestas: el racionalismo científico frente al no-racionalismo:


En La Estructura de las Revoluciones Científicas Kuhn observa que se puede apelar a esos factores para persuadir a los científicos de que cambien de opinión.
La fuerza de la apelación a esos factores reside únicamente en su aceptación general, pero esos facto res carecen de fundamento puesto que no hay manera de justificarlos, y, siendo esto así, el proyecto racionalista estaría condenado" (1)


Los racionalistas exigen la justificación de los principios por los que se va a comparar y elegir entre dos teorías, pero Kuhn se va a mostrar escéptico a la hora de establecer criterios objetivos y reglas que obliguen a la balanza a inclinarse a un lado o a otro de la elección.
Algunos de las criterios Kuhníanos que más de acuerdo van a estar con los presupuestos racionalistas son:


- Que la teoría sea precisa en sus predicciones para que haya un mayor acuerdo entre naturaleza y teoría.
- La consistencia teórica
- El alcance amplio y la simplicidad en la teoría Que el Paradigma sea fructífero.

Pero esos factores, aunque. son generalmente compartidos por los miembros de las comunidades científicas, sin embargo, no están libres de discrepancias y por lo tanto no se pueden aplicar rigurosamente en la elección de teorías; es decir, carecen de fundamento puesto que no se pueden justificar.


Kuhn va a apelar a factores psicológicos y socioló~ gicos para comparar teorías. Si la ciencia no es acumulativa los paradigmas serán incompatibles. Las nuevas teorías nacen de anomalías que no pueden coexistir con los paradigmas de los que surgieron y esto es, justamente, lo que produce la génesis de nuevos modelos.


Y si las teorías son incompatibles ¿qué razón habrá para elegir una teoría u otra sino la adopción de alguna por la Comunidad Científica?
Todas las teorías se adecuan a los hechos, pero de forma relativa. El que concuerde mejor o peor con ellos es algo subjetivo.


Si hay una competencia entre paradigmas ninguno puede probar su argumento y la adopción de un u otro será decisiva porque comportará una determinada for~ ma de ver el mundo.
Después de una revolución científica el nuevo y el antiguo modelo son necesariamente irreconciliables. Suponiendo eso, aparecen nuevos temas de estudio, metodologías, problemas y formas de resolución y, por consiguiente, un gran cambio en las normas y reglas de la Ciencia con respecto a la tradición anterior.
Este cambio de paradigma producirá una transformación en los científicos, en su forma de ver el mundo; es decir, representará por un lado, una visión del mundo determinada y, por otro, de la Ciencia.


Esto se puede comprender muy bien mediante un análisis histórico de las concepciones del mundo a través de la ciencia. Por ejemplo, no es lo mismo el mundo Aristotélco, pequeño,finito y con tendencias, que el Newtoniano, infinito, absoluto y mecánico.
El investigador, ante un cambio de paradigma, debe aprender a cambiar la percepción que tiene del medio ambiente que le rodea, porque ese mundo es también incompatible con el anterior.


Aquí Kuhn toma elementos de la Gestalt donde el concepto fundamental es el cambio de formas (sobre un mismo dibujo se puede percibir una copa o una cara, deduciéndose que lo importante es cómo se mira y bajo qué supuestos y no el objeto observado en sí)
Newton y Smith calificaron esta postura de idealista o no objetivista. El cambio de visión, para Kuhn afecta tanto a la Ciencia como a la visión que se tenga del mundo y, en alguna medida, al mundo mismo.


Los que dicen que el mundo no cambia, lo dicen porque se hallan inmersos en una tradición paradigmática determinada iniciada por Descartes y Newton dentro de cuyos presupuestos estaba esta idea implícita.
Aunque el mundo no cambie materialmente después de una Revolución Científica, el profesional trabaja, de hecho, con un mundo nuevo, ya que no hay datos fijos que se puedan interpretar científicamente y de manera siempre invariable.LO DADO
Lo dado no es lo que se capta por la experiencia, sino que,este proceso está determinado por el modelo paradigmático vigente en una Comunidad Científica de terminada.
En toda percepción hay un factor sociológico y social que determina el modo de aprehensión de lo dado.


Lo dado, objetivamente y de una forma neutral, no existe en ningún lenguaje de observación. Todo lenguaje supone un paradigma, es decir, un mundo estruc turado de una manera particular, tanto perceptual como conceptualmente, lo que, sin embargo, no supone que esto se diseñe de un a manera tan fija e inquebrantable que se haga impensable un cambio en la tradición científica dominante.


De hecho las, revoluciones científicas ocurren de tal manera que aunque el instrumental, el vocabulario y la conceptualización no hayan variado apenas, sí lo han hecho, y de una manera bastante importante, los problemas a seguir, los datos utilizados, la noción de ciencia y, por ende, la visión del mundo que ésta proporcione para explicar y manipular la naturaleza.


Hosting SSD