De los once hermanos sólo sobrevivieron cinco hermanas y un hermano, con los que Kant no mantuvo apenas relación.