I 

IDEA
Kant restringe el uso que el término idea tenía para los racionalistas y empiristas. Según este filósofo las ideas son conceptos puros de la razón (véase), y como tales, sobrepasan la experiencia posible y no se corresponden con ningún objeto de la sensibilidad. Hay tres ideas de la razón pura: alma, mundo y Dios (Véanse).

IDEALISMO
Doctrina que afirma que lo verdaderamente real es lo ideal (ideas, formas, esencias, substancias...) y no lo material, que es mera apariencia de ser.
El idealismo trascendental kantiano, denominado también idealismo crítico, supone la existencia de ciertas formas a priori (Véase), puestas por el congnoscente o sujeto que determinan y construyen el objeto de conocimiento.
Kant no dice que todo sea ideal, ni que no existan objetos externos, simplemente dice que no los podemos conocer como tales, es decir: son incognoscibles (Véase noúmeno).

ILUSTRACIÓN
Peródo histórico que abarca el siglo XVIII (llamado también siglo de las luces) y que se caracteriza por una confianza excesiva en la razón y en la posibilidad de que ésta sea la base sobre la que se organize la sociedad. La idea de progreso de la humanidad y la crítica a un pasado plagado de errores y oscurantismos se entrelaza a la creencia de que mediante su racionalidad el hombre logrará dominar la naturaleza y mejorar en la esfera moral.
Kant es el máximo representante de la Ilustración alemana. En su obra ¿Qué es la Ilustración? Kant define este período como la salida del hombre de su autoculpable minoría de edad.

IMPERATIVO CATEGÓRICO
Toda ley moral se presenta como una obligación, orden o, lo que es lo mismo, un imperativo.
Kant distngue dos clases de imperativos: los hipotéticos son aquellos en los cuales la acción está condicionada por los fines o logros que se pretende alcanzar.
Los imperativos categóricos son aquellos que no están condicionados por ningún fin o logro. Se refieren solo a la forma de la acción y por ello, expersan la ley moral como un principio objetiva y universalmente válido para toda voluntad.
Una de las formulaciones del imperativo categórico es la siguiente: obra sólo de acuerdo con la máxima por la cual puedas querer al mismo tiempo que se convierta en ley universal".

INCOGNOSCIBLE
Es aquellos que no se puede conocer. Los noúmenos o cosas en sí son incognoscibles. Nuestro conocimiento es siempre fenoménico (Véase fenómeno).

INCONDICIONADO
Incondicionados son, según Kant, los principios de la razón: alma, mundo y Dios.

INMORTALIDAD
La inmortalidad del alma es un postulado de la razón pura práctica: el hombre ha de creer que es posible realizar en este mundo la santidad (Véase) y por ello, la creencia en un progreso indefinido del sujeto en el tiempo (inmortalidad) le permite la posibilidad de alcanzarla.

INTENCIÓN
Según Kant la voluntad se determina por la intención que preside la acción y no por la acción en sí. Su ética formal considera que solamente son morales aquellos actos que se realizan con buena intención (por respeto a la ley ), independientemente del resultado de la acción y, por supuesto, del interés del sujeto. Por ejemplo, la decisión de no robar en un supermercado porque nos pueden pillar y ponernos una multa, no sería moral. Sólo la intención de no hacerlo bajo ninguna circunstancia (nos pillen o no) sería moral.

INTUICIÓN
Kant distingue dos clases de intuiciones: la empírica y la pura.
La intuición empírica es aquella que nos relaciona con los objetos a través de las sensaciones y que nos permite acceder a los fenómenos.
La intuición es pura cuando se origina a priori como forma pura de la sensibilidad: espacio y tiempo son intuiciones puras de la sensibilidad.
Kant no admite la existencia de intuiciones meramente intelectuales.