31. Lo mismo afirmará GB de la escolástica medieval. Ninguno de los dos tipos de vida notó que perdía la sustancia de su intimidad vital, de su ser, al rendirse a las cosas (Cf EG, XX). Por eso, valdrá de ambos lo que nuestro autor nota a propósito de algo que advertía ya Aristóteles respecto de la esclavitud: que no puede liberarse al que no sabe, ni puede saber, que está atado (Cf o.c. XVI). Por esta razón, GB urgirá años más tarde, como se verá en su momento, a una labor de concienciación del poder creador de hombre, mediante una triple humanización de la técnica: histórica (historia de la técnica y de los artefactos); intelectual (educar en el formalismo matemático); social (comunismo como proyecto antropológico del hombre creador y, derivadamente, económico).