15 La ausencia en lengua griega de palabras adecuadas para "afirmación" y "negación", dada la finura del griego para otros aspectos, llama la atención de GB, que atribuye el hecho al grado de extroversión vital del heleno, quien no sentía afirmar y negar como actos del sujeto conocedor, sino como pasiones propias de un entendimiento entregado cual tabla rasa al ser y a la verdad óntica (Cf EG, XVIII-XIX; Ex, 168).