13 Cf EG, XVII-XVIII. Dice GB "científicamente inexplicables", porque la explicación de estos fenómenos descansa en el plan categorial-vital, que es algo previo a cualquier sistema científico y fundamento suyo, de modo que la ciencia juega dentro de los límites abiertos por él, no pudiendo dar razón de los mismos. Por tanto este tipo de explicación jamás podrá ser científica, y de ahí su inexplicabilidad, pues una ciencia no puede, desde dentro de sí misma, dar razón de sus fundamentos o condiciones de posibilidad. Esto no quita para que pueda hacerlo otro tipo de ciencia surgido de fundamentos vitales diferentes, pero en tal caso esa explicación no será considerada "científica" por el sistema científico que se pretende explicar. Según esto, los fundamentos de la ciencia, en cuanto tal, habrán de ser aclarados desde fuera de la ciencia y entonces no se considerará tal explicación como "científica", pues caso de serlo no estaría explicando sus fundamentos, y de creer lo contrario se estaría engañando. En este sentido GB comparte las tesis de Hartmann sobre los límites de la racionalidad, y así dirá que es imposible una teoría del conocimiento eficaz construida mediante el conocimiento mismo, de modo que la única necesidad atribuible a los principios del conocimiento es la de considerarlos como hipótesis o presupuestos necesarios para conocer, resultando ellos mismos algo irracional alógico y transinteligible (Cf NGFC, 223-256). Lo mismo sucede con el caso de la intimidad vital en el pensamiento de GB, que por su constitución no puede dar cuenta plena de lo que es, ni a sí misma ni a otro, debiendo metaforizarse en realidades que le son ajenas a fin de tomar distancia y concienciar su ser, pero lo que sabe de sí no es nunca lo que realmente está siendo en ese momento pues en tal caso moriría. La vida conocida no es vida viviente, sino restos desvitalizados de su actividad anterior a través de los cuales pretende deducir cómo era el sujeto que generó tales residuos o huellas. Tarea, pues, detectivesca esta de la vida que nos presenta GB para consigo misma.