C. Beorlegui denomina a esta falta de sistematicidad en el filosofar bacquiano "talante asistemático", y lo considera como uno de los "rasgos vertebradores" del pensamiento de GB, a quien, debido a su concepción procesual de la realidad y de la filosofía como dinamismo transustanciador, no interesa "demasiado (...) dar una imagen consecuente y bien estructurada de su filosofar", quedando abierta a todo tipo de sugerencias y autores (Cf. BEORLEGUI, C.: "Grandes maestros del exilio vasco. IV. Juan David García Bacca (1901-1992)", p. 149). I. Izuzquiza, por su parte, afirma que GB no es pensador de sistema (cf. El proyecto filosófico de Juan David García Bacca, p. 15). El propio GB, en el prólogo a la citada obra de Izuzquiza, pone de manifiesto dicho aspecto de su filosofar así como la dificultad que de ello se deriva para el estudioso de su obra, reconociendo la oportunidad del autor al advertir de ello a futuros lectores y estudiosos (cf. o.c. p., 9. También en Anthropos, Barcelona, n19 (nueva edición: 1991), p. 132). GB considera que el último caso de filosofía con pretensión de sistema fue el de Hegel (cf. PPPGN, I, 13).