Decimos "marxiano" porque GB trabaja directamente con los escritos de Marx sin preocuparle en absoluto mantenerse fiel a ortodoxia "marxista" alguna, es decir, a interpretaciones de su pensamiento más o menos oficiales y, en cualquier caso, dogmáticas.