Su hijo nos cuenta que "sólo escribía cuando no tenía a mano qué leer".