D 

DEDUCCIÓN
Proceso discursivo que opera de lo general a lo particular y que demuestra verdades nuevas a partir de otras ya conocidas e indubitables.
En Descartes coincide con la regla de la síntesis (Véase).


DIOS
En la filosofía cartesiana Dios es el que, en última instancia, garantiza la validez de nuestros conocimientos claros y distintos al hacer que nuestras ideas sobre las cosas coincidan con las cosas mismas.

Descartes utiliza dos conceptos de Dios en la duda metódica: el dios engañador en el que prima la voluntad u omnipotencia, y el Dios pura bondad.
El primero, propio del voluntarismo de Occam y Duns Escoto, podría ser arbitrario y no tener limitada su omnipotencia por ningún criterio racional o ético. (Dios podría hacer que 5+5 sumaran 8)
El Dios como ser perfecto no puede mentir, ya que esto le impediría ser perfecto y dejaría de ser Dios.
 
DUDA
La duda en Descartes no es escéptica ni real, es sólo un método para reconstruir el edificio del conocimiento sobre pilares firmes, es decir absolutamente verdaderos e indubitables.
La primera verdad a la que el filósofo llega es el "cógito, ergo sum"; la segunda es la existencia de Dios.
Estas verdades lo son por ser ideas claras y distintas, es decir, innatas y aprehendidas en un acto de intuición intelectual independiente del conocimiento sensible o de la experiencia.