IMAGEN DE CLOTILDE DE VAUX


A la muerte en 1846 de Clotilde de Vaux, a la que Comte conoció a finales de 1844, el filósofo entró en una profunda depresión que se dejará notar en su obra: su positivismo adquirirá tintes místicos y religiosos, que culminarán en la creación de la Iglesia Universal Positivista, institución de la que se autoproclama Sumo Sacerdote.

De esta época datan sus obras "calendario positivista" (1849) y el "Catecismo positivista" (1852).