(13) Huarte cree que el adjetivo "caprichoso" viene, a través del toscano, del latín capra, 'cabra'. Su error no resta un ápice de valor al símil.