ASTROBIOLOGÍA: DEL MITO A LA CIENCIA. Ciclo de conferencias en el Museo de la Ciencia y el Cosmos de La Laguna (Tenerife, España, 24-28 de noviembre de 2003)

Del 24 al 28 de noviembre de 2003 tuvo lugar un ciclo de conferencias en el Museo de la Ciencia y el Cosmos de La Laguna (Tenerife) titulado “Astrobiología: del mito a la ciencia”, que fue coordinado por Ricardo Campo Pérez, del Departamento de Filosofía de la Universidad de La Laguna y de la Fundación Anomalía. Las jornadas contaron también con la colaboración del Instituto de Astrofísica de Canarias, y ofertó para los alumnos matriculados un crédito de libre elección convalidable en su centro de estudios correspondiente. Los 75 alumnos inscritos, la presencia de público externo a la Universidad lagunera y la repercusión en los medios de comunicación locales fueron prueba del interés despertado por esta iniciativa.

La Astrobiología goza de una presencia cada vez mayor en los medios académicos y en los de comunicación social. Su objeto de estudio es la posibilidad de la existencia de vida en el universo, lo que la convierte en una de las ciencias más atractivas para el público interesado en los auténticos enigmas científicos. Por su parte, los medios informativos se hacen eco de los últimos hallazgos e indicios de todo lo relativo a la vida, siquiera elemental, fuera de la Tierra, uno de los más fascinantes descubrimientos de la historia de la humanidad si llegara a producirse.

Campo eligió algunos de los temas más destacados en el campo de la ciencia multidisciplinar de la Astrobiología: los planetas extrasolares, los requisitos físicos necesarios que hacen posible la vida en un planeta, la búsqueda de seres inteligentes en el universo, una breve historia de la especulación sobre los mundos habitados, cuya última parte estuvo dedicada a la mitología de los platillos volantes, y una mesa redonda en la que los conferenciantes y el público asistente abordaron las posibles respuestas socio-culturales ante el hipotético contacto.

La primera charla, que llevó por título Exoplanetas, corrió a cargo de Rafael Rebolo López. El doctor Rebolo es uno de los mayores expertos mundiales en planetas extrasolares y en su currículum cuenta con el premio Iberdrola de Ciencia y Tecnología del año 2000, el premio Rey Jaime I de Investigación en 2001 y el premio Canarias de Investigación en 2002. Se ocupó de los planetas y enanas marrones descubiertos, de los proyectos en los que se encuentra embarcado su equipo en el IAC relacionados con este campo, de las técnicas de detección de planetas extrasolares y de las dificultades que existen actualmente para detectar planetas pequeños de tipo rocoso, semejantes a la Tierra, entre otros aspectos que están contribuyendo a modificar la imagen de nuestro universo.

El martes fue Manuel Vázquez Abeledo, astrofísico del IAC especialista en la convección solar, manchas solares, relaciones Sol-Tierra y Astrobiología (es autor junto con Eduardo Martín de La búsqueda de vida extraterrestre, McGraw Hill, 1999) quien en una conferencia titulada Condiciones de habitabilidad de un planeta detalló los requisitos atmosféricos, geológicos y astrofísicos que debe reunir un planeta rocoso para albergar vida: zona astronómica de habitabilidad, temperatura adecuada, ciclo de CO2 y tectónica de placas continentales, etc.

¿Dónde están? La búsqueda de seres inteligentes en el universo, fue el título de la charla impartida por el astrofísico del IAC César Esteban López, especialista en la física de las nebulosas ionizadas y en Arqueoastronomía. Esteban es también miembro de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico y en su ponencia se ocupó de los distintos tipos de búsqueda de señales de radio de origen extraterrestre a partir del artículo seminal de Cocconi y Morrison en Nature en 1958 hasta el actual SETI, así como de los proyectos de viaje interestelar a varias fracciones de la velocidad lumínica.

El penúltimo día Ricardo Campo trató los aspectos filosóficos y míticos de la Astrobiología en una charla titulada Historia de la pluralidad de mundos: de la antigua Grecia a los platillos volantes. Un rápido recorrido por la historia de la ciencia usando como idea guía la de otros mundos y otros seres desembocó en el siglo XX con la mitología de los platillos volantes, en la que se dan cita viejos anhelos humanos bajo ropaje tecnológico y religioso.

Finalmente en la mesa redonda, titulada ¿Y si el contacto se produce?, se abordaron las posibles consecuencias científicas, políticas, religiosas, etc. de hipotético contacto, la respuesta de los organismos internacionales, los temores sociales, etc., así como las diversas respuestas teóricas a la paradoja de Fermi.

Las cinco jornadas divulgativas tenían la intención de transmitir un conjunto de conocimientos y la fascinación ante la auténtica ciencia, y fueron seguidas de extensos debates con el numeroso público asistente. El organizador de las jornadas espera repetir el ciclo el próximo año, de nuevo en el ámbito de la Universidad lagunera.

Ricardo Campo