El origen del sacrificio y, por extensión, la explicación misma de la violencia se encuentra en Girard en el marco del deseo compartido. La apropiación mimética de los mismos objetos de deseo produce en el ser humano una situación de conflicto. Esta apropiación conflictiva, esta mímesis del deseo, constituye la primera preocupación de Girard, desde su primera obra Mentira romántica y verdad novelesca . También se analiza extensamente en Shakespeare. Los fuegos de la envidia y en la tercera parte de El misterio de nuestro mundo , pp. 323-471.