Lienhardt, G., Divinidad y esperiencia. La religión de los Dinkas , p. 31 Véase también p. 288: "Las reses son de muchas maneras sustitutos de los humanos". Lienhardt admite del mismo modo la sustitución creciente que vimos reflejada en Frazer: "Del mismo modo que el ganado puede sustituir a los seres humanos, así las ovejas y las cabras pueden algunas veces sustituir a las reses" (p. 32).