La elección del término "primitivo" para designar a este tipo de sociedades ha constituido uno de los más encendidos debates terminológicos de la antropología. Es una palabra demasiado vaga y a la que van vinculados viejos fantasmas de superioridad etnocentrista. Aunque diversos autores han planteado términos alternativos (razas inferiores, salvajes, sociedades simples, sociedades analfabetas, sociedades frías), el término "primitivo" sigue gozando de gran vigencia.