En Platón se reflexiona sobre el fenómeno en esos términos. “¿Sacrificar no es ofrecer dones a los dioses, y orar, hacerles peticiones?”. (Eutifronte, 14 c). A pesar de la crítica al sacrificio que se desprende de Platón, era un lugar común pensar el fenómeno en estos términos, y así puede rastrearse también en Homero.